Tétanos

 In Salud

El tétanos es una enfermedad infecciosa aguda causada por las esporas de la bacteria Clostridium tetani. Las esporas se encuentran en cualquier parte del medio ambiente, particularmente en el suelo, las cenizas, los intestinos y heces de animales y humanos, y en la superficie de la piel y de herramientas oxidadas como clavos, agujas, alambre de púas, etc. Las esporas son muy resistentes al calor y a la mayoría de los antisépticos, y pueden sobrevivir durante años.
Cualquiera puede contraer el tétanos, pero la enfermedad es particularmente común y grave en los recién nacidos y las embarazadas que no han sido suficientemente inmunizados con VCTT. El tétanos durante el embarazo o en las 6 semanas posteriores al final del embarazo se denomina “tétanos materno”, y el tétanos en los primeros 28 días de vida se denomina “tétanos neonatal”.
La enfermedad sigue siendo un importante problema de salud pública en muchas partes del mundo, pero especialmente en los países o distritos de ingresos bajos, donde la cobertura vacunal es baja y los partos sin condiciones asépticas son frecuentes. El tétanos neonatal ocurre cuando se usan instrumentos no esterilizados para cortar el cordón umbilical o cuando se usa material contaminado para cubrir el muñón umbilical. Los partos asistidos por personas con las manos sucias o realizados sobre superficies contaminadas también son factores de riesgo.
En 2015, aproximadamente 34 000 recién nacidos murieron a causa del tétanos neonatal, lo que supone una reducción del 96% con respecto a 1988, cuando se calcula que murieron de tétanos en el primer mes de vida 787 000 recién nacidos. Sin embargo, ha aumentado el riesgo de tétanos en varones adolescentes y adultos que se someten a la circuncisión, debido a la disminución de la inmunidad y a las limitaciones existentes en muchos países para que los hombres reciban dosis de refuerzo.
Síntomas y diagnóstico
El período de incubación del tétanos varía entre 3 y 21 días después de la infección. La mayoría de los casos ocurren los 14 días siguientes.
Los síntomas pueden incluir:
• calambres en la mandíbula o la imposibilidad de abrir la boca
• espasmos musculares, a menudo en la espalda, el abdomen y las extremidades
• espasmos musculares súbitos y dolorosos, a menudo provocados por ruidos repentinos
• dificultad al tragar
• convulsiones
• dolor de cabeza
• fiebre y sudoración
• cambios en la tensión arterial o aceleración de la frecuencia cardíaca.
En el tétanos neonatal, los síntomas incluyen espasmos musculares, que a menudo están precedidos por la incapacidad del recién nacido para succionar o amamantar, y un llanto excesivo.
El tétanos se diagnostica a partir de la clínica y no requiere confirmación de laboratorio. La OMS define los casos de tétanos neonatal confirmado como una enfermedad que ocurre en un lactante que tiene una capacidad normal de succionar y llorar en los primeros 2 días de vida, pero que la pierde entre los 3 y los 28 días de vida y se vuelve rígido o tiene espasmos.La definición de la OMS de tétanos no neonatal requiere al menos uno de los siguientes signos: un espasmo sostenido de los músculos faciales en el que la persona parece estar sonriendo, o contracciones musculares dolorosas. Aunque esta definición requiere antecedentes de lesiones o heridas, el tétanos también puede ocurrir en pacientes que no pueden recordar heridas o lesiones.
Tratamiento
El tétanos es una emergencia médica que necesita:
• atención hospitalaria
• tratamiento inmediato con inmunoglobulinas humanas antitetánicas
• cura enérgica de la herida
• fármacos para controlar los espasmos musculares
• antibióticos
• ·vacunación antitetánica.
Las personas que se recuperan del tétanos no tienen inmunidad natural y pueden volver a infectarse, por lo que deben vacunarse.
Prevención
El tétanos puede prevenirse mediante la inmunización con VCTT, que están incluidas en todo el mundo en los programas de vacunación sistemática y se administran durante los contactos de atención prenatal.
Para una protección de por vida, la OMS recomienda la administración de 6 dosis (3 dosis primarias más 3 de refuerzo) de VCTT. La serie primaria debe comenzar con la primera dosis a las 6 semanas de edad, y las posteriores a intervalos mínimos de 4 semanas. Las 3 dosis de refuerzo se deben administrar preferiblemente durante el segundo año de vida (12-23 meses), a los 4-7 años y a los 9-15. Lo ideal es que haya un intervalo de al menos 4 años entre las dosis de refuerzo.
Hay muchos tipos de vacunas utilizadas para proteger contra el tétanos. Todas ellas se combinan con vacunas contra otras enfermedades:
• Vacunas contra la difteria y el tétanos (DT)
• Vacunas contra la difteria, el tétanos y la tosferina (DTaP)
• Vacunas contra el tétanos y la difteria (Td)
• Vacunas contra el tétanos, la difteria y la tosferina (Tdap)
El tétanos neonatal se puede prevenir inmunizando a las mujeres en edad reproductiva con VCTT, ya sea durante el embarazo o fuera de él. Además, también pueden prevenir el tétanos las buenas prácticas médicas, como el parto limpio y el cuidado del cordón umbilical durante el parto, o el cuidado adecuado de la herida en los procedimientos quirúrgicos y dentales.
En países cuyos programas nacionales han mantenido una alta cobertura vacunal durante varias décadas, las tasas de incidencia del tétanos son muy bajas.
Fuente: Organización Mundial de la Salud (OMS)

Recent Posts

Leave a Comment

Facebook