Rubéola

 In Salud

La rubéola, también conocida como rubeola o sarampión alemán, es una infección viral contagiosa que se distingue por un sarpullido característico.

La rubéola no es lo mismo que el sarampión, aunque ambas enfermedades comparten algunas características, como el sarpullido rojo. Sin embargo, la rubéola tiene como causa un virus diferente al del sarampión, y no es tan infecciosa ni grave como este.

La vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (triple viral), que se aplica a los niños de Estados Unidos dos veces antes de que alcancen la edad escolar, es muy efectiva para prevenir la rubéola.

Síntomas

Los signos y síntomas de la rubéola suelen ser tan leves que es difícil notarlos, en especial entre los niños. Si los signos y síntomas sí se presentan, aparecen unas dos o tres semanas después de la exposición al virus. Suelen durar de uno a cinco días y pueden incluir lo siguiente:

  • Fiebre leve de 102 °F (38,9 °C) o menos
  • Dolor de cabeza
  • Congestión nasal o con secreciones líquidas
  • Inflamación y enrojecimiento de los ojos
  • Ganglios linfáticos agrandados y sensibles en la base del cráneo, la parte trasera del cuello y detrás de las orejas
  • Un sarpullido fino y rosado que comienza en la cara y se disemina rápidamente hacia el torso y los brazos y piernas, antes de desaparecer siguiendo la misma secuencia
  • Dolor en las articulaciones, en especial en mujeres jóvenes

Cuándo debes consultar con un médico

Ponte en contacto con tu médico si crees que tú o tu hijo podrían haber estado expuestos a la rubéola o si tienes los signos o síntomas indicados anteriormente.

Si estás pensando en quedar embarazada, controla tu expediente de vacunas para asegurarte de que hayas recibido inoculaciones de la triple vírica. Si estás embarazada y contraes rubéola, en especial, durante el primer trimestre, el virus puede provocar la muerte del feto en desarrollo o causarle defectos congénitos graves. La rubéola durante el embarazo es la causa más frecuente de sordera congénita. Es mejor protegerse contra la rubéola antes del embarazo.

 

Fuente: Mayo Clinic

Recent Posts

Leave a Comment

Facebook